viernes, 26 de junio de 2020

CARBAP en estado de alerta y movilización, y con sesión permanente- COM 2068


El Consejo Directivo de CARBAP sesionó  en la tarde de ayer de manera virtual por más de 3 horas con la presencia de 84 delegados y presidentes de asociaciones rurales de Buenos Aires y La Pampa.

Ante el creciente malestar  e  incertidumbre que han generado las medidas adoptadas por el gobierno que atentan contra la propiedad privada y el normal de desarrollo de la actividad económica y productiva en el país el Consejo Directivo se declaró en Alerta y Movilización, y con sesión permanente.

En el seno del debate y exposiciones del Consejo de la entidad, muchos delegados y presidentes de asociaciones rurales se mostraron sorprendidos por el recurrente incumplimiento de la palabra empeñada a la sociedad argentina en su conjunto, por parte del presidente de la Nación Alberto Fernández, ya que se había comprometido en varias ocasiones a trabajar para lograr  consensos y evitar enfrentamientos innecesarios en el seno de la comunidad, habiéndose experimentado las consecuencias negativas de  la disputa del 2008 para el país en su conjunto y el sector en particular.

Desde CARBAP, se esperaban otras señales por parte del Gobierno Nacional, que permitiera cerrar heridas abiertas de enfrentamientos innecesarios, más cuando la situación de emergencia de la Argentina  necesita de un campo productivo, pujante y trabajando, que ayude al país a salir de la crisis , con crecimiento sostenible y generación de empleo .


martes, 9 de junio de 2020

Sin duda, este no es el camino- COM 2067

Desde la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa vemos con mucha preocupación el accionar del Gobierno Nacional frente a la situación que está atravesando la empresa Vicentin, la cual está tramitando un concurso preventivo de acreedores por no poder afrontar sus acreencias.

Alarma el accionar del Gobierno Nacional al anunciar la intervención vía Decreto de Necesidad y Urgencia, así como su eventual expropiación a través de un proyecto de ley que se enviara al Congreso Nacional.

Triviales argumentos rodean la errónea intención de un Gobierno que pareciera no entender la fragilidad económica en la que estamos inmersos todos los argentinos, en medio de una negociación internacional de deuda que nos pone al borde del default y con una crisis productiva sin precedentes producto de la pandemia, perdiendo el foco de las imperiosas necesidades de educación, justicia, salud y orden económico que el pueblo argentino reclama, mas allá de la gran preocupación que genera el avance de un Estado casi quebrado sobre la propiedad privada.

Si tal como se anuncio en la conferencia de prensa preocupa la soberanía alimentaria, desde el estado deberían entender que toda intervención que realizan lejos de favorecer la producción de alimentos atenta contra los niveles productivos y desalienta a quienes deben tomar decisiones a diario para invertir, contratar mano de obra y producir alimentos. Si la preocupación es poder recobrar el dinero prestado por nuestra banca estatal, como así también poder resarcir a los productores damnificados habría que articular los mecanismos legales junto con el juez a cargo del concurso de acreedores, quien es el encargado de garantizar los derechos tanto de los acreedores como de los deudores de la empresa.

Las dificultades de la empresa Vicentin son producto de los errores y la impericia de sus accionistas y dueños, y su pasivo con esta medida será trasladada al conjunto de argentinos. Además, quien garantiza que una vez que el estado haya tomado el control de la misma, se realice una administración eficiente y austera?. La experiencia indica que se transformara en un refugio de militantes, moneda de cambio para el pago de favores políticos y una permanente carga para todos los argentinos.

Se actuara del mismo modo con la gran cantidad de pymes que han tenido que cerrar debido ya no a desmanejos, sino como consecuencia de la pandemia?

Con estas decisiones claramente el Gobierno Nacional es quien está poniendo en jaque la llamada “soberanía alimentaria”.


martes, 2 de junio de 2020

Preocupacion de CARBAP por medida del BCRA que provoca aumento de los insumos-COM 2066

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa ve con  profunda preocupación las medidas anunciadas por el Banco Central el pasado viernes que conllevan restricciones al mercado único libre de cambio y otras cuestiones que afectan al comercio exterior. La medida que genera un tipo de cepo a los importadores de insumos esenciales para las actividades productivas del país, ha provocado  la suspensión en las ventas de dichos insumos por parte de algunos proveedores.

Medidas que tienden nuevamente a promover una reducción del paquete tecnológico a aplicar en los cultivos – por el aumento de precio que ocasionara en los insumos, la mayoría importados-, y por lo tanto provocar una disminución de rindes, con lo cual nuevamente terminara perdiendo la Argentina en su conjunto.

Con esta desafortunada medida, el impacto en los costos totales del paquete tecnológico a aplicar se eleva por lo menos al doble del cálculo estimado para la presente campaña. Pero no solo ello, sino que los ingresos para el país y la provincia de Buenos Aires, que cobija el 60 % del trigo de todo el país- disminuirá en alrededor de los U$S 400 millones si se ven reducidas tan solo 2 millones de toneladas de las previstas a cosechar en esta campaña ( 20/21 millones). Y eso sin contar en cómo repercutirá la medida en la ganadería, los servicios y otras actividades  vinculadas, ya que queda de manifiesto un desdoblamiento cambiario donde el productor va a terminar pagando sus insumos productivos a un Dólar CCL ($115), MEP ($107), es decir, un dólar de entre dos y tres veces superior al que está recibiendo por su producción (Dólar Soja $ 46).

La incertidumbre que genera esta medida en mitad de la campaña fina (trigo y cebada), se extenderá también a la  futura campaña gruesa, a no ser que se arbitren los mecanismos necesarios para garantizar  que los aumentos en los insumos no se efectivicen.

El productor, quien soporta la presión fiscal más alta del país, con índices confiscatorios sumando los tres estamentos del Estado (Nacional, provincial y municipal) que va desde el 65 al 77% de carga impositiva, no tendrá margen para aplicar el paquete tecnológico necesario para maximizar los rindes.

Desde CARBAP vemos que la única certeza a raíz de esta medida es que pierden la provincia y la Nación por menores ingresos, pierde el productor por menores rindes, y pierde el país en su conjunto volviendo a retroceder en los resultados de sus cultivos.

miércoles, 27 de mayo de 2020

CARBAP repudia los actos vandalicos - COM 2065


La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa repudia y ve con profunda preocupación la continua aparición de hechos vandálicos y de ataque a la propiedad privada en predios rurales, e inclusive algunos que han terminado con la vida de productores agropecuarios.

La constante predica de políticos, economistas y analistas que muestran semana a semana el ritmo de liquidación de las exportaciones del sector agropecuario de un país necesitado de dólares, y consideran la misma como si fuera de todos los argentinos, promueven este tipo de actos vandálicos; sin reparar en que el riesgo, el trabajo, la inversión y la propiedad es de los productores agropecuarios.

Y es más extraño aun, que no se haya esclarecido ninguno de los tantos hechos ocurridos en todo el país, ni identificado a sus responsables. Preocupa sobremanera en Buenos Aires, tras la reforma realizada en el Comando de Patrullas Rurales  por el  Ministerio de Seguridad,  como se va a actuar para mantener la seguridad en las áreas rurales.

Desde CARBAP repudiamos y nos solidarizamos con todos aquellos productores que han visto desaparecer su trabajo en mano de delincuentes, y en particular con el vicepresidente de CRA Gabriel de Radeamaker a quien  ayer a la tarde delincuentes le incendiaron varias hectáreas de cultivo para cosechar de su establecimiento, y reclamamos más y mejor seguridad en las áreas rurales.


sábado, 16 de mayo de 2020

El campo otra vez discriminado - COM 2064


La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa ve con profunda preocupación la decisión adoptada por el Banco Central de la República Argentina (Comunicación “A” 7018 del BCRA) de discriminar al campo al restringir el otorgamiento de créditos al 24 % solamente a aquellos productores pymes que tengan acopiada no más del cinco por ciento de su cosecha de trigo y/o soja.

En síntesis, las pymes agropecuarias que pretendan aspirar a un crédito a dicha tasa deben vender casi la totalidad de su cosecha de trigo y/o soja, y no mantener granos almacenados en acopios o silos bolsa.  Y en el caso de las compañías grandes, las que no hayan comercializado el 95 por ciento de su cosecha, se les incrementará la exigencia de capital mínimo por riesgo de crédito de toda financiación. 

Se trata de una disparatada medida que discrimina y cercena la posibilidad de financiamiento al sector más dinámico de la economía, y el único generador de legítimas divisas del país y en momentos  en los que  la siembra del trigo trayendo a la memoria del productor medidas similares tomadas en 2014 y con pésimo resultados para el país.

Acaso el Gobierno Nacional piensa que la normalización del país post pandemia  se podrá realizar sin tener en pleno funcionamiento y con la necesaria financiación al sector que más divisas entrega a las arcas del estado??

Preocupa a CARBAP al igual que esta medida de índole económico, la decisión de la Oficina Anticorrupción a cargo de Felix Crous de renunciar a la querella por causas de corrupción que involucran a la actual vicepresidente, incumpliendo por el cargo que ejerce las atribuciones asignadas. Como así también la delegación de poderes del Poder Legislativo Nacional en el Jefe de Gabinete para reasignar partidas y presupuestos en el marco de la emergencia sanitaria sin el debido contralor público. Se puede tener un Estado activo y flexible, pero con los debidos contralores que la Constitución prevé.

Desde Carbap somos firmes defensores de la República, de la libertad y de las instituciones, y reiteramos la profunda preocupación que provoca la sesgada mirada que desde el Gobierno se tiene con la comunidad productiva en su conjunto. 

miércoles, 29 de abril de 2020

Es tiempo de pensar también en la vaca viva- COM 2063

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa  manifiesta su preocupación por la pérdida de competitividad  de los productos  exportables de nuestro país, principal recurso de ingreso legítimo de divisas,  que se ve agravado por el elevado precio del gasoil en comparación al precio del barril Brent de petróleo.

La competitividad de los productos procedentes de los puntos más distantes de los puertos se ven fuertemente influidos por el precio del gasoil, el cual en nuestro país está por encima de los valores que debería tener para ser competitivos con nuestros productos en el mundo.


Desde la aparición del Covid-19, el precio del petróleo cayó hasta menos de US$25 (en la variedad Brent referencia para la Argentina), y pese a la caída global del petróleo,  en Argentina los combustibles no han bajado su precio. Los precios del gasoil en el mercado argentino se encuentran en torno a un 30% más caro de lo que deberían (de acuerdo a un trabajo desarrollado por Fadeeac).  Además, influye la alta carga impositiva -casi la mitad del valor del litro de nafta-, y la alta dependencia fiscal que tiene nuestro país de la explotación del recurso, sin descontar el  ingreso por regalías de las provincias petroleras.



Desde CARBAP entendemos que la situación anormal que se vive requiere de medidas extraordinarias, y es por eso que instamos a analizar profundamente y rever el valor del gasoil para la producción, ya que el fijar un valor de referencia, hacia adentro del país, tan elevado con respecto al internacional, claramente nos pone en una clara situación de desventaja respecto a países competidores, más aun teniendo en cuenta que la mayor cantidad de  alimentos y productos  que nuestro país pueda ofrecer y vender  al mundo permitirá el ingreso de imprescindibles divisas que el país requiere para la etapa de reconstrucción postpandemia.


viernes, 3 de abril de 2020

CARBAP rechaza el oportunismo político - COM 2062


La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa rechaza y ve con preocupación la actitud oportunista del intendente Francisco Echarren del municipio de Castelli que excediendo sus competencias, atribuciones y deberes , y recostado sobre esta pandemia que estamos atravesando todos los argentinos, impone una tasa para supuestamente enfrentar el COVID -19, obligando a todos los propietarios de establecimientos rurales a pagar $ 42 por ha, con un máximo de  $ 44.000 pesos por inmueble .

Estas actitudes de algunos políticos que se arrogan regular sobre materias fuera de sus competencias son muy similares a las actitudes de aquellos empresarios oportunistas y especuladores que aumentan el precio de los insumos básicos de manera oportuna ante una demanda en aumento, y muy lejos de la solidaridad que llevan adelante tantas organizaciones intermedias de la sociedad civil recaudando materiales y equipamiento para hospitales y nosocomios imposibilitados de enfrentar esta pandemia, justamente por la falta de inversión y previsión en material hospitalario de muchos de estos políticos de vuelo corto y rastrero.

En muchos municipios del interior bonaerense, los intendentes  con sensatez y buen juicio, junto a las entidades intermedias -incluidas las asociaciones rurales- han sabido recaudar los fondos necesarios entre aquellos que están en condiciones de poder aportar voluntariamente, sin imposición alguna, porque no todos los ciudadanos están en condiciones de aportar mas de lo que ya han aportado al Estado tanto Nacional como provincial y municipal. La pregunta que surge es que han hecho con todo lo recaudado en tantos años si al producirse una situación crítica como esta, se necesita de la iniciativa privada para la compra tanto de respiradores como de insumos médicos básicos.

Vale advertir que  estas conductas de abuso de poder tienen previstas expresamente las consecuencias de las acciones y actos irregulares, tanto en nuestra Constitución Provincial, como en La Ley Orgánica de las Municipalidades.  Así, la Constitución de la Provincia en su artículo 57 es contundente y amplísima en su alcance, como así también  lo ratifica el artículo 194 de la misma Constitución Provincial, y lo reglamenta largamente la Ley Orgánica de las Municipalidades  en su Capítulo IX (artículos 241 a 246).

Desde la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa hacemos un llamado a la cordura y sensatez de los intendentes y autoridades de la provincia de Buenos Aires,  en este marco de incertidumbre que estamos viviendo, y a no promover la desunión entre las comunidades que es fundamental para enfrentar esta pandemia, ni hacer uso de esta situación para instaurar una nueva  y grave  “pandemia institucional”.